Como tener piel sana sin acné de forma natural

Liebe Kunden, das Geschäft bleibt von 01.10.2022 bis einschließlich 09.10.2022 wegen Urlaub geschlossen. Vielen Dank für euren Verständnis!.


Blog de Belleza Integral

Milagros Ruberte Zapata

Creando epacios para la transfomación

11.01.2022

Cómo tener una piel sana sin acné de forma natural 

___________________________


5 estrategias para intentar mejorar el acné. 

Mejora tu interior y obtendrás múltiples beneficios para ir al origen de las consecuencias y atajar de raíz el problema.


1.- Higiene

2.- Hidratación



3.- Hacer dieta de exclusión

4.- Desequilibrio de la flora bacteriana

5.- Meditación y ejercicio

Higiene
Hidratación
Hacer dieta de exclusión
Dieta sana y baja en carbohidratos
Flora báteriana
Intestino
Ejercicio

Mantener la higiene diaria de la piel es muy importante. Una vez por semana se aconseja hacer una exfoliación para que los poros no se obstruyan y puedan liberar el sebo que producen las glándulas sebáceas. Si esto no se hace habitualmente en las pieles que tienden a ser grasas, los poros pueden obstruirse por la acumulación de queratina y sebo. Si además los poros son grandes, esto puede suponer generación de acné por la obstrucción de los poros. La flora bacteriana que produce acné aumenta, porque se alimenta de la grasa que produce nuestros poros en exceso.

Es importante recalcar que no se debe abusar de productos químicos o de cosméticos de producción convencional que hacen que la flora bacteriana de nuestra piel se desbalancee y causen más problemas. Tampoco se debe hacer una exfoliación muy frecuentemente.

Es preferible y aconsejable utilizar productos naturales con aceites y nutrientes de producción Orgánica. También se pueden utilizar aceites esenciales, como por ejemplo el aceite de árbol de té o de manuka, y mezclarlos con arcilla verde para así aplicarlos tras la exploración en forma de mascarilla. La mascarilla se aconseja dejar hacer efecto durante 20 minutos aproximadamente, y se retiran con compresas de agua caliente.  

No hay que olvidar que tanto la limpieza de nuestro cutis, como la exfoliación debe de respetar el equilibrio de nuestra piel. Un hábito de higiene excesiva puede llegar a dañar la piel considerablemente.

 

Este es un aspecto muy infravalorado por muchos de nosotros. Debemos evitar la inflamación, la oxidación y la deshidratación. La buena hidratación de nuestra piel y de nuestro organismo tiene como consecuencia que haya una mejor depuración de toxinas a través, tanto de la orina, como de nuestra piel. Estas toxinas pueden ser expulsadas con mucha más facilidad, ya qué se hace de forma más disuelta.

La buena hidratación, a su vez, mejora la circulación. Esto tiene innumerables beneficios para la población bacteriana en el intestino, que a su vez favorece la depuración de toxinas, oxigena nuestras células y hay un mejor intercambio de nutrientes. Esto lleva a mejorar incluso la calidad del sebo que producen las glándulas sebáceas.

Para hidratarse es necesario beber un mínimo de 2 a 2,5 L de agua pura durante el día. Esto es una medida adecuada para una persona de complexión mediana. También muy importante es saber que beber dos vasos de agua por la mañana en ayunas, permite al organismo una mejor desintoxicación y depuración y pone en marcha a nuestro organismo.

Hidratarse en ayunas, o entre las comidas, no hacerlo durante o después de las comidas. A al agua podemos añadir rodajas de limón, pepino, jengibre, etc., esto ayuda a que minerales y vitaminas puedan llegar a nuestro organismo a través del agua.

Eliminar todos aquellos alimentos que nos causen intolerancia o perjudiquen a nuestro organismo. Estos suelen ser alimentos que hacen que aparezcan habitualmente más impurezas en nuestra piel. En estas ocasiones es importante observarse y detectar cuáles son estos alimentos, para así poder excluirlos de nuestra dieta durante un plazo de tiempo, y así poder observar si son dichos alimentos los que nos causan intolerancias o problemas de acné.


Hay 3 mecanismos en nuestro organismo que suelen ser afectados por la intolerancia a ciertos alimentos:


Intestino: este es dañado por el alimento produciendo un desequilibrio hormonal que lleva a tener elevados las hormonas de andrógenos.

 

Desbalances hormonales: estos implican que la piel sea en general más grasa. Cuando aumentan los niveles de andrógenos, estas son hormonas masculinas habitualmente, nuestras glándulas sebáceas crecen de tamaño y tenemos una piel más grasa, ya que producen más sebo. Hormonas como los andrógenos y la testosterona aumentan nuestro metabolismo, esto es en un principio bueno si queremos bajar de peso, pero en la piel implica que las células se van a renovar más rápido y haya una acumulación de células muertas y desechos.

Así pues, que disminuir el desbalance de hormonas androgénicas es el primer paso para evitar problemas en nuestra piel. Esto lo podemos conseguir mediante una buena alimentación, rica en vegetales y vitaminas.

 

Insulina: debemos evitar los picos de insulina, que son los que favorecen la aparición de acné. Evitar todos aquellos alimentos con altos niveles glucémicos y así poder evitar los picos de insulina en sangre.


Una lista de productos con alto nivel glucémico es, por ejemplo:  

Bollería, pan blanco, bombones, refrescos, dulces, leche, gluten, maíz, harinas blancas, soja, grasas como margarinas y aceites vegetales. No consumir azúcares en tantas cantidades o en dosis muy elevadas, evitar consumir sustancias proinflamatorias, como por ejemplo la mayoría de los cereales.


Consumir vitaminas y minerales como por ejemplo las vitaminas del grupo A, E como todas las del grupo B (B6, B9, B12) que son muy esenciales para la metilación. Este es un proceso que sucede en el ADN.


Algunos de los siguientes productos qué voy a enumerar a continuación se consideran muy saludables, pero en ocasiones causan a ciertas personas una reacción, por ejemplo, legumbres, nueces, huevos….


Este desequilibrio de la flora bacteriana puede surgir tanto a nivel intestinal como cutáneo.

Así pues, debemos cuidar la salud intestinal puesto que hay una correlación entre la flora bacteriana intestinal y cutánea. En ciertas ocasiones hay asociaciones entre alteraciones gastrointestinales y alteraciones de la piel, por ejemplo, hay personas que sufren de estreñimiento crónico, hinchazón abdominal, reflujo gastroesofágico y a su vez tienen tendencia a problemas en la piel como pueden ser acné, Rosácea, dermatitis etc.,


Algo más que podemos hacer, es tomar alimentos fermentados, aceitunas, cebolletas o pepinillos antes de las comidas, alinear nuestras ensaladas con vinagre de manzana. El consumo de sardinas, hongos y levaduras y suplementos de zinc iónico son también muy buenas propuestas. Tener los niveles balanceados de vitamina A y E ayuda a mejorar el estado de nuestra piel.

La salud del microbiota tiene gran importancia para mantener al mismo tiempo un buen estado de nuestra piel. Masticar muy bien los alimentos para favorecer una buena digestión son de gran importancia.

Especias como jengibre, cúrcuma, comino etcétera son también muy beneficiosas para nuestra flora bacteriana y el microbiota de nuestro intestino. Todo esto ayuda enormemente a que nuestros jugos gástricos se activen y se preparen para la digestión de los alimentos.


El Ayuno intermitente es un gran aliado y ayuda a tu piel a sanarla, mantenerla hidratada y tersa.

Con la edad empiezan a acumularse las células senescentes, son células que están dañadas y que, en vez de morir, se van acumulando y no producen nada. Solamente son células disfuncionales que impiden el buen funcionamiento de los tejidos.

Una buena digestión de los alimentos tiene como consecuencia una buena salud intestinal, a su vez una buena salud de la piel y a su vez, un buen control del acné.

Ejercicios de relajación, de respiración, Mindfulness, yoga etcétera,


Tenemos que saber gestionar nuestro estrés, para así evitar un daño en nuestro organismo y en nuestra salud emocional.

Nuestra mente y nuestro intestino, como seguramente ya sabéis, está unido por el nervio vago. Estos tienen una constante comunicación. Así pues, que es muy importante aplicar técnicas que nos ayuden a bajar nuestros niveles de estrés y de cortisol. Es necesario entrenar a relajarse a nuestro cuerpo y mente todos los días. Debemos bajar el ritmo desenfrenado de nuestro día a día para obtener un silencio mental y, por consiguiente, relajación.


Si al mismo tiempo tenemos un soporte emocional sano, esto nos ayudará a tener una buena calidad de vida y no tener distrés, que es una clase de estrés negativo.


También mantener un horario de sueño como mínimo 6-7 horas diarias es importantísimo.


 

Cada individuo debe encontrar su propia fórmula, aquella que va a ayudarle a bajar sus niveles de estrés y que pueda a su vez, ayudarle a sostenerlo en el tiempo. Esto debe de ser incorporado en nuestras rutinas diarias para hacer de ello un buen hábito.

Un equilibrio de estas 5 técnicas o estrategias es imprescindible para tener beneficios a largo plazo.


Observa los resultados y dite si a merecido la pena el esfuerzo!

Kontakt & Adresse

Termine nach telefonischer Vereinbarung. Gerne auch per WhatsApp oder Kontaktformular!


Wenn ich mich in einer Behandlung befinde, kann ich leider Ihren Anruf nicht entgegennehmen.

Ich versuche mich zu einem späteren Zeitpunkt mit Ihnen in Verbindung zu setzen.


Danke für Ihr Verständnis.